Cuando se relatan las sublevaciones beréberes en la comarca de Mérida se nombra con frecuencia la fortaleza de Alange y entre estas, destaca la sublevación de Ibm Marwan, en el año 875, que rindió la fortaleza para trasladarse a Badajoz. Realizada su conquista, Alange fue donada por Fernando III a la Orden de Santiago en el año 1243 y esta donación fue confirmada por Alfonso X en el año 1254. Gracias a las descripciones realizadas por los Visitadores en los Libros de la Orden, podemos recomponer, en parte, la situación de las diferentes dependencias de que constaba la fortaleza.

El castillo de Alange, en manos de la Orden, experimentó importantes remodelaciones para adaptarlo a las necesidades del momento. Estaba formado por dos recintos: el primero tenía su puerta en un torreón y en el segundo se encontraba la puerta principal, llamada “del Sol”, en una torre de dos pisos.

A la puerta que daba al primer patio la llamaban “del Corralejo”, puesto que daba a un corral que tenía las caballerizas, un aljibe y dos albercas para el servicio de caballerías. En el espacio situado en la parte más alta del terreno, donde la superficie horizontal es mayor, se encuentra el recinto principal de la fortaleza a la que se accede por la Puerta del Rastrillo. En este recinto existían dos patios de diferentes tamaños, que se comunicaban gracias a una sala situada en un edificio de dos plantas, cuya fachada principal daba al recinto más pequeño. El patio principal estaba pavimentado de ladrillos y desde él se accedía, mediante un callejón, a la Torre del Homenaje. La entrada a la torre se realizaba desde el exterior y directamente al primer piso, por una escalera de piedra. Una de las torres, llamada de La Campana y muy próxima a la torre del Homenaje, acogía una capilla dedicada a la advocación de Santiago. Hacía 1550, según cuentan los visitadores, la fortaleza se encontraba ya bastante arruinada: “Había una parte del muro caído, los torreones estaban deteriorados, las portadas no tienen puertas y los tejados están en muy malas condiciones.”

En 1630 la fortaleza quedo totalmente arruinada y destruida.

Fuente: “Alange, Villa Termal”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.