Longitud de la ruta: 10 km.
Duración: 3 horas y 30 min (aproximadamente).
Dificultad: Media – Alta.
Tipo: Circular.

DIRECCIONES Y TELÉFONOS DE INTERÉS

Oficina de Turismo de Alange

C/ Trinidad, 19.
C.P: 06840
Alange (Badajoz)
Persona de contacto: Mª Carmen Chaves Montero

Teléfono: 924 365 219

Correo electrónico: turismo@alange.es

Ayuntamiento de Alange


C/ Constitución, 2

Telf: 924 36 51 01 / 924 36 52 31

Esta ruta, presente en el interior de la comarca de Sierra Grande – Tierra de Barros, tiene el agua como protagonista principal de un entorno salpicado de fuentes y manantiales, arquitectura morisca (huertas, pozos, norias y acequias) y espacios naturales incluidos en una ZEPA diversa en hábitats, flora y fauna que conforman un patrimonio tanto natural como cultural reconocido, que la convierten en un paseo inolvidable. Su inicio y fin coinciden en la OIT y Centro de Interpretación del “Corredor Ecofluvial Guadiana, río Matachel”, punto de información para la comprensión de los hitos que nos iremos cruzando, así como de las especies de flora y fauna.

Tomaremos por el paseo fluvial que recorre la orilla del embalse en dirección al castillo, gozando de la cercanía de la gran masa de agua. Giraremos a la izquierda por la Calle Castillo hasta dejar las últimas casas del pueblo y proseguir por un sendero de subida señalizado, aunque en algunos tramos habrá que poner especial atención. Se trata de la parte del recorrido con mayor dificultad por la pendiente de ascenso pero a lo largo de él se disfruta de inigualables vistas del embalse. A media ladera llegamos al primer recinto amurallado, cruzamos la Puerta del Aljibe para introducirnos en él y ver un hermoso aljibe natural rodeado de vegetación de umbría. Continuamos el ascenso hasta topar con la Puerta del Sol, construida sobre roca, que ofrece un pequeño mirador con llamativas panorámicas de la Villa, el embalse y los parajes naturales de sierras y valles que la rodean. Avanzamos por una estrecha vereda cercada, de peñas cuarcíticas, hasta comenzar a ver los primeros vestigios de la fortaleza denominada por los árabes Hisn Al-Hanash (Castillo de La Culebra), construida en el s.IX en lo alto del cerro al que da nombre. Entre los restos mejor conservados destacan la Torre del Homenaje, un torreón circular y una calzada de dicho siglo. Desde la cima de este punto estratégico se divisan varias comarcas y un magnífico entorno compuesto por el embalse y la Sierra Grande de Hornachos (ZEPA y LIC) al Sur, las Vegas del Guadiana al Norte, la Sierra de Peñas Blancas al Este y la Sierra de San Serván al Oeste.

En el lado suroeste del cerro nos encontramos con el Callejón de los Frailes que abriga interesantes pinturas rupestres esquemáticas en cuatro grupos. El descenso lo haremos por el camino de la umbría, de dificultad baja, hasta llegar a los depósitos de agua que nos conducen a la Calle Castillo y a la izquierda San Gregorio con su Ermita, para seguir de frente por la Calle Encomienda, donde se encuentra la Fuente Monumento al Agua y la Casa que le da nombre (s.XVI), sede de la Encomienda de la Orden de Santiago.

Avanzamos hasta descansar en la Plaza de España donde se erige la Iglesia de Ntra. Sra. de los Milagros (s.XVI), detrás de la cual parte la Calle Coso que nos lleva hasta unas escaleras que suben a los Canchos de los Toros, mirador natural con admirables vistas casi aéreas del casco antiguo de la población; proseguimos girando a la izquierda por la Travesía Coso y de nuevo a la derecha por la Calle Cancho de los Enamorados donde se encuentra un panel interpretativo de la ZEPA que nos marcará el inicio de la segunda parte de la ruta.

Un camino de subida nos lleva por el paraje de La Mesilla, siempre divisando el embalse a la derecha y el Castillo a nuestra espalda. Llegamos a un eucaliptal en cuyo interior se encuentra un promontorio rocoso conocido como Cancho de los Enamorados, cerca del cual divisamos otro panel relativo a la ZEPA, siendo este lugar idóneo para observar aves. Seguimos la estrecha senda de la derecha, descendiendo por la de solana de las Peñas Blancas hacia el Valle de la Jabata pasando, junto a lindes de piedra, por un pequeño arroyo eventual y una charca artificial para, girando hace la derecha, abrir una cancela y seguir entre jaras por un sendero paralelo a una alambrada, hasta llegar a otra cancela y bajar una pequeña pendiente en un olivar privado, accesible y correctamente señalizado. A escasos metros giramos a la derecha tomando de referencia una casita. En este nuevo camino, antes de atravesar la carretera de Palomas, se divisa a la izquierda la Huerta Morisca de la Jabata. Atravesamos la carretera, caminamos unos metros y antes de llegar a otro eucaliptal, vemos a la derecha tras una alambrada la huerta morisca denominada Huerto Moral. Volvemos a cruzar dicha carretera para entrar en tramo urbano por la Calle Huerto Moral y Baños donde veremos la Ermita de San Bartolomé, bordeando el Balneario de Alange donde se encuentran las Termas romanas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, únicas en todo el mundo y que se surten de las aguas mineromedicinales del Manantial del Baño; encontraremos también el Pilar de los Burros y el Lavadero Público. Seguimos por la Calle Nueva y llegamos a la explanada donde se encuentra nuestro punto de partida.

EL ENTORNO

Debido a condiciones climáticas del cerro del Castillo y a su entorno natural, posee una gran riqueza botánica, podemos citar, diversas especies de orquídeas, lirios, el majuelo, geranio silvestre, cornicabra y acebuche. También podemos ver una amplia variedad de aves: roquero solitario, collalba negra, águila perdicera, vencejo real, vencejo cafre, golondrina daúrica, escribano montesino y búho real. Entre los reptiles los más comunes son la culebra bastarda, de herradura, culebra lisa meridional, salamanquesa rosada, la lagartija colirroja y tritón pigmeo.

En el entorno de la Sierra Peñas Blancas y el valle de la Jabata por donde transcurre la segunda parte de esta ruta, podemos observar un suelo calizo y diferentes especies arbóreas como la jara, el eucalipto, la retama, el acebuche, el tomillo, la cornicabra y el olivo.

Nos encontramos una fauna compuesta por liebres, conejos, zorros, diferentes especies de reptiles y aves como el águila cenizo.

En el siguiente enlace podéis encontrar un mapa de la ruta con su perfil: Los Encantos de Alange.

Ruta publicada en el libro “Guadiana, el río que nos une” y redactada con la colaboración del presidente de la Asociación Senderista y cultural “Pata del Buey” de Alange, José María Benítez Carroza y Onaga Ambiental.