Longitud de la ruta: 6,5 km.
Duración: 2 horas (aproximadamente).
Localización: Entre la Zarza y Alange.
Dificultad: Media-Baja.
Época: Todo el año.
Recomendaciones: Calzado adecuado, ropa cómoda y ligera.

DIRECCIONES Y TELÉFONOS DE INTERÉS

Oficina de Turismo de Alange

C/ Trinidad, 19. 
C.P: 06840
Alange (Badajoz)
Persona de contacto: Mª Carmen Chaves Montero

Teléfono: 924 365 219

Correo electrónico: turismo@alange.es

Ayuntamiento de Alange

C/ Constitución, 2

Telf.: 924 36 51 01 / 924 36 52 31

La Jabata es un pequeño valle situado en la solana de la Sierra de Peñas Blancas. 
La ruta parte de la Oficina de Turismo para transitar por el hermoso Paseo de las Huertas que bordea los bien cuidados jardines terapéuticos del Balneario de Alange.

Continúa con la subida por las típicas cuestas de las población, tales como la Calle Ermita, la cual muestra a la izquierda la Ermita de San Bartolomé (siglo XVI), lugar sagrado que encierra historia de romanos, visigodos y mozárabes, para seguir subiendo por una de las cuestas más pronunciadas, la Calle Luis Chamizo, donde las casas muestras sus calzadas, promontorios de acceso a las viviendas para nivelar el terreno y que forman parte de la arquitectura popular de este pueblo. Subiendo esta cuesta, se comienza a divisar el pantano a las espaldas del caminante hasta que se alcanza La Mesilla, parte llana en lo alto del cerro sobre el que se asienta Alange y la más moderna de la población.

A partir de este punto, la ruta sale de casco urbano por el camino que comienza a subir a hacia la Sierra de Peñas Blancas divisando sus llamativos crestones cuarcíticos al fondo. El gran mar interior de Alange, estará presente durante casi toda la subida, hasta llegar a un eucaliptal donde se encuentra inmerso el Cancho de los Enamorados. Al finalizar el eucaliptal, la ruta llega al Puerto de Palomas, importante zona de paso de aves por ser el punto de menor altitud de la cadena montañosa de las Peñas Blancas y donde se puede contemplar la diferencia entre su umbría a la izquierda y su solana a la derecha. Punto éste en el que el camino se bifurca y se convierte en senda, teniendo que continuar por la de la derecha. Senda muy estrecha que comienza a bajar entre olivares hacia el Arroyo de las Madilas con unas majestuosas paredes de piedra que aterrazan la ladera a la izquierda.

Cruzado el arroyo, se sigue por un camino paralelo al mismo arroyo arriba, pasando por una charca y llegando a una explotación de ganado ovino y caprino donde se puede contemplar un antiguo cobertizo de piedra. En este punto es necesario abrir una valla, la cual se debe volver a cerrar, para subir al Cerro de la Moneda por una senda rodeada de jara, jaguarzo, retama, y chaparro. Es necesario abrir otra valla para comenzar la bajada por olivares privados hasta llegar al camino principal que vertebra el Valle de la Jabata.

A la izquierda del camino, se encuentra la Huerta Morisca de la Jabata, un olivar que conserva pozo abovedado, noria, acueducto, acequias y albercas con más de 400 años de antigüedad.

Desde este punto se divisa de nuevo el embalse y el Cerro del Castillo de la Culebra, indicativos de que Alange se encuentra cerca. Tras cruzar la Carretera de Palomas, el camino volverá a atravesar de nuevo el Arroyo de la Mandilas en otro punto dejando a la derecha el Huerto Moral, otra huerta morisca donde predomina el naranjo y que conserva pozo y alberca.

Una vez atravesada por segunda vez la Carretera de Palomas aparece a la izquierda del sendero la Mina del Tierroblanquero, una antigua explotación para la extracción de pizarra sericítica o caolín, popularmente conocida como tierra blanca. La ruta vuelve al casco urbano, se encuentra de nuevo con la Emita de San Bartolomé y continúa por la Calle Baños para disfrutar del Manantial que surte al Balneario conocido como la Fuente del Baño, del Lavadero Público, el Pilar de los Burros, o las calzadas comunitarias que elevan la acera varios metros sobre la calle. Por la Calle Nueva se alcanza de nuevo el Paseo de las Huertas, llegando así al punto de partida.

EL ENTORNO

Vegetación propia de solana y de umbría con gran diversidad de especies de orquídeas en su época de floración destacando la Serapias perez-chiscanoi, especie endémica del valle del Guadiana donde encontramos en Alange la mayor población a nivel mundial. También caben destacar los rodales de serapias cordigeras.

Entre las aves destacan el vencejo pálido, collalba negra y rubia, cogujada montesina, águila real, rabilargos, buitre leonado, curruca, abubilla, roquero solitario, mochuelos , oropéndola y escribano soteño. También observaremos algunos zorros, tejones, comadrejas y jinetas.

Ruta redactada con la colaboración del presidente de la Asociación Senderista y Cultural “Pata del Buey”, José María Benítez Carroza y Onaga Ambiental.