Alange es el lugar perfecto para visitar en cualquier estación del año, pero, a nosotros el Otoño nos encanta, con esa cantidad de ocres, verdes, naranjas… que hacen que cada rincón cobre especial atención. Os proponemos diez lugares que no os podéis perder.

Como bien sabéis, el Otoño es una estación perfecta para recorrer senderos, cómo los que se pueden realizar en los alrededores de nuestra maravillosa localidad.

Desde el Cerro de la Culebra, donde se ubican los restos de la fortaleza construida en el S.IX y abandonada en 1550, se pueden divisar unas maravillosas vistas del embalse y de todos los alrededores. Y es que con una capacidad de 852 hm3 y una extensión de unos 50 km2 el paisaje que nos deja su balsa de agua es espectacular. (ruta)

Tras las primeras lluvias caídas en otoño encontramos en éste, el momento ideal para subir y empezar a deleitarse con los primeros verdes de la temporada.

Otro de los lugares en el que podemos capturar una estupenda imagen del entorno es desde el Mirador del “Sagrado Corazón de Jesús”, lugar desde donde se puede divisar la torre mudéjar de la iglesia Parroquial y el embalse al fondo.

Muy cerquita de este mirador hay dos puntos clave que no podían faltar en esta lista de lugares para ver en otoño. Uno de ellos es el pequeño, pero gran jardín botánico “Cancho de los Toros”, situado a los pies del mirador, iniciativa de la A.S.C “Pata del Buey”. En él podemos encontrar diversas especies, como son cactus, pinos u otras especias autóctonas.

El segundo punto que no hay que perderse en esta zona es el localizado delante del colegio público “Cervantes”, con una inmejorable panorámica de la zona baja de la localidad, en la que están presentes el balneario, zona de la explanada, embalse, la ermita de San Bartolomé, entre otros.

La Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de los Milagros es otro de los lugares que hay que ver en una visita otoñal por Alange. Actualmente no se puede acceder a su interior salvo en horario de culto, pero esto no es excusa para no poder disfrutar de su exterior. Construida en el S.XVI esta declarada Monumento de Interés Histórico Artístico.

De su exterior destaca la utilización de azulejos de la época que decoran la fachada occidental de la torre.

Además y de manera ocasional, podremos divisar algún vencejo que ha encontrado tan agradable el hábitat alangeño que ha decidido no abandonar nuestros aires y residir de manera fija en las oquedades del templo.

Incluimos en esta lista, la conocida como “Pata del Buey”, un mirador-merendero con vistas al embalse y al cerro del castillo. Este es un lugar muy ligado al folklore alangeño, ya que durante años fue el sitio escogido para celebrar una de las tradiciones más singulares de la localidad, ya desaparecida en nuestros días. (artículo) Dentro de la concavidad formada por las rocas se puede ver una marca realizada por el paso del tiempo y que tiene forma de la pata de un buey, de ahí su nombre.

Pero si hay un enclave de visita obligada en Alange, esas son sus Termas Romanas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1993 con el conjunto arqueológico de Mérida.
Por la situación sanitaria que atravesamos, el balneario se encuentra cerrado actualmente, pero gracias a la Oficina de Turismo y a las visitas guiadas que desde allí se organizan, los fines de semana, pueden visitar este monumento tan importante en nuestra localidad.


Pegado al complejo termal tenemos una estrecha calle que nos da acceso a una plazoleta que a su vez hace de mirador desde la cual se puede observar la Ermita de San Bartolomé y su amplio atrio, con algunas de las piezas visigodas aparecidas en distintas reformas y restauraciones realizadas.


El lavadero municipal es otro de esos lugares que lucen también bellos con la caída de las hojas. Ahora Centro de Interpretación del Agua, nos informa a través de diversos paneles sobre el propio lavadero, embalse, termas, manantial y otras construcciones relacionas con el agua en nuestra localidad y alrededores.


Terminamos como empezamos, hablando de nuestros senderos, en concreto de la ruta senderista “Valle de la Jabata”, una ruta perfecta para recorrer en esta época y disfrutar de los paisajes que esta estación nos deja (ruta).

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.