Hablamos de una tradicional fiesta alangeña en la que se realiza la Purificación o Presentación del Señor, en este celebración los niños y niñas bautizados el año anterior son presentados ante la imagen de la Virgen de las Candelas que posteriormente es sacada en procesión alrededor del templo parroquial.

También se lleva a cabo una misa en honor a San Blas. En esta misa se bendecían cordones para prevenir las enfermedades de la garganta que  los vecin@s alangeñas compraban gustosamente para poner en sus cuellos y prevenir así dichas enfermedades.

Cabe destacar en estas fiestas la repostería tradicional de Alange, donde se hace una Exposición de dulces típicos de la zona en la que la Iglesia Parroquial es participe de ella junto con gran cantidad de vecinas y vecinos de Alange, estos son vendidos y la verdad es que no duran mucho, pues tienen una pinta deliciosa, sobretodo el dulce alangeño por excelencia, que es sin duda, la rosca de piñonate.

Al anochecer, el Ayuntamiento de Alange enciende una gran hoguera en la explanada donde los vecinos del pueblo se reúnen para elaborar las típicas migas extremeñas. Cada grupo de amigos y familiares forma su propia hoguera dónde elaboran sus migas.  La concejalía de Festejos proporciona todos los ingredientes además de vino y sardinas, el resto lo hacen los partícipes de esta fiesta y sus ganas de disfrutar de una tradición de muchos años. ¡¡Eso sí, no olvides que el humo está muy presente en esta fiesta y ver llorar a los que allí disfrutan es muy habitual!!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.