Fuente del Baño y manantial

La Fuente del Baño se encuentra muy próxima a la puerta principal del balneario y se abastece de la misma emanación natural que el balneario.

A la fuente antigua se accedía por una pequeña escalinata y tras remodelación, se encuentra protegida por una verja. En la actualidad, el agua se conduce hacía la fuente.

El caudal es de 316 litros por minuto y sale a 28ºC, perdiendo temperatura hasta llegar a los 22º – 24º. Es un manantial de gran profundidad brotando a unos 400 metros.

El agua está clasificada como oligometálica, de mineralización múltiple, acratoterma radioactiva y de carácter organoléctico, cuyo principal tratamiento se aplica a al sistema nervioso, entre otros.

Y según nos dejó comprobado el director del Balneario Julian Villaescusa (1838-1849) en su interesante monografía, la cantidad de agua que brota es siempre la misma da igual la estación o el día del año.

Fuente de la Jarilla

Situada al final de la calle de su mismo nombre, el agua que la surte es menos mineralizada que el agua de la fuente el Baño. Alcanza 120 litros por minuto y brota a una temperatura de 19ºC a una profundidad de 100 metros.

El origen del agua posiblemente sea de la lluvia mayoritariamente y el resto procede de un origen profundo.

El agua es apta para beber ya que está declarada de utilidad pública y está considerada agua mineromedicinal por tratarse de aguas bicarbonato-cálcicas, polimetálicas y radioactivas.

Agua limpia y fresca que gusta a propios y extraños.

Fuente: En Alange y en su historia, Juan de la Vega Férnandez

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.