Para encontrar este rincón con encanto tenemos que subir al mirador del Cristo en lo alto del pueblo alangeño ubicado en el conocido cómo Cancho de los Toros.

Hoy lo conocemos cómo el Jardín Botánico de Alange pero anteriormente aquí encontrábamos un basurero, y ¿qué es lo que ha cambiado? Gracias a una iniciativa de la Asociación cultural y senderista “Pata del Buey”, este lugar ha pasado de ser un lugar sucio y oscuro a estar lleno de flores y totalmente colorido.

Quizás no es el mejor jardín del mundo, pero tampoco lo pretende, eso sí, tiene algo que lo ha

ce diferente y es el cariño y la dedicación que se ha puesto en él y es que la mayoría de las plantas han sido donadas y plantadas por los vecin@s, cuyo nombre aparece en los diferentes carteles que identifican las flores.

Tenemos que hacer una especial mención a Encarna Hurtado, promotora de esta iniciativa e infatigable cuidadora de este pequeño rincón.

 

Además de descubrir diferentes variedades de nuestra flora, desde allí encontramos unas vistas espectaculares del Castillo de Alange.

Por eso os invitamos a pasear hasta este rincón con encanto, porque, aunque tengamos un poquito de cuesta el lugar merece la pena sin ninguna duda.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación: * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.